Federico Aznar Bárcena

Comandante del Buque Escuela Galatea en 1934

Entre todos los comandantes que mandaron el Galatea, el capitan de Fragata Federico Aznar Bárcena fue sin duda el más preparado en temas de radiotelegrafia. En su carrera como oficial formó parte de importantes comisiones relacionadas con las radiotelecomunicaciones a nivel internacional. Se especializó en Paris y durante la década de los 20 fue miembro muy activo de las comisiones de compra de material radiotelegráfico.

Como se ha dicho anteriormente, las firmas que más se beneficiaron de los contratos de la Marina en este periodo fueron la alemana A.E.G.-Telefunken y la inglesa Marconi, con sus filiales espanolas.

Asimismo, en 1923, dirigió la comisión de estudios para el emplazamiento de las estaciones radiogoniometricas de Estaca de Vares y Cabo Touriñán.

Como dato interesante, destacar que Federico Aznar Barcenas aprobaba en 1924 los gastos de montura de la estacion radio del Galatea, con un pago de 1200 pesetas a la casa A.E.G.-Telefunken por lo que suponemos que fue esta la firma encargada de dotar de telegrafia sin hilos al buque escuela.

Durante la guerra civil, permaneció leal a la Segunda República como comandante del planero Tofiño y fue dado de baja en la Armada.

Falleció en Madrid en 1965.

Cuadro de longitudes de onda

El Diario Oficial de la Marina publica en 1926 lo siguiente:

A propuesta del Ministerio de la Guerra y visto el informe favorable de la junta técnica e inspectora de Radiocomunicación, S. M. el Rey (q. D. g.) se ha servido disponer que, ínterin se termina la redacción y aprobación del Reglamento radiotelegráfico de servicio interior,se publique con carácter de aplicación obligatoria, desde luego, el adjunto cuadro de longitudes de onda a que habrán de atenerse los servicios radioeléctricos en España.
Cuadro de longitudes de onda

Señales horarias ONOGO (P.n.2)

Desde la Estacion Radiotelegráfica de San Fernando (Cádiz) se transmitían las Señales horarias que eran recibidas por los buques de la Armada para sincronizar los relojes de abordo. Sintonizar estas transmisiones imaginamos que era una de las tareas rutinarias de los radiotelegrafistas del Galatea y del regimen de escuchas diario.

El operador de radio sintonizaba el receptor en la frecuencia de 150 hz (2000 metros) a las 12h. y sincronizaba el reloj con la transmision automática en morse de las letras O N O G O en los minutos previos al mediodía segun Greenwich Time siguiendo una secuencia pre-establecida y usando para ello el cronometro magistral del Observatorio de la Marina de San Fernando.

Es poco claro como el sistema ONOGO fue denominado P.n.2 por la Marina y aunque formalmente fue adoptado en Abril de 1928 su implantación comenzó a partir de la Conference internationale de l’Heure (Paris, 1912). Al ser un sistema internacional también aparece en los Reglamentos Internacionales de radiocomunicaciones (ITU) de la primera mitad del siglo XX.

Un excelente trabajo donde se menciona la distribucion telegrafica de señales horarias se puede leer aqui

Radiogramas

En el lenguage actual, inundado de guasaps, correos electrónicos, mensajitos, tuiters, etc. no deja de sorprender la palabra utilizada para referirse a los mensajes via radio en morse. Estos recibían el nombre de radiogramas, un compuesto obvio de radio y telegrama.

Los radiogramas eran mensajes Código Morse. En el caso de la Armada, estos mensajes ademas iban cifrados segun el sistema del momento. La naturaleza de estos podia ser variada: parte de novedades, comunicaciones del Comandante, partes meteorológicos , comunicaciones con otros buques, instrucciones o simplemente contacto con las capitanias generales.

Cambios de destino

Diario Oficial de la Marina, 30 de mayo de 1949. Para evitar los perjuicios que ocasionan al servicio los retrasos en el cumplimiento de las ordenes ministeriales que disponen cambios de destino, se dispone que estas se comuniquen “siempre con urgencia, utilizando la radio o el telégrafo cuando los destinos se encuentren en la mar.”

Leyendo esta orden, se puede entender que otro de los cometidos de los radios del Galatea fuese tomar nota de este tipo de mensajes durante los periodos de escucha.

Juan Montoro Conesa

El primer radiotelegrafista del Galatea

En abril de 1923, el Diario Oficial de la Marina da cuenta de los informes del jefe de la estacion radiotelegrafica de San Carlos, en el sentido de que el Marinero Juan Montoro Conesa se considera apto para continuar prestando los servivios de su especialidad. Consecuentemente, se le destina a la estacion radiotelegrafica del moto-velero Galatea. Cesa en dicho destino en Agosto de 1923 para pasar al Alfonso XIII.

Creemos que este nombramiento es el mas temprano que se puede encontrar en la documentacion oficial. En 1931 se hallaba embarcado en el Velasco y en octubre de aquel ano pasaba al Poligono de Tiro Janer como segundo radiotelegrafista.

Juan Montoro Conesa continuó en la Armada hasta 1936, su ultimo destino oficial posiblemente fue el Radiogoniometro de Mahon.

Sus hermanos Gregorio y Alfonso, activos en la aviacion republicana , fueron expulsados de las Fuerzas Armadas.

Escuela de Radiotelegrafía de Cartagena

Desde un punto de vista histórico, al hablar de las radiocomunicaciones telegráficas en la Armada española, es preciso hacer una breve mención sobre la Escuela de Radiotelegrafía de Cartagena, ya que fué el principal centro de enseñanza para la formacion de oficiales radiotelegrafistas.escuela

La Escuela se ubicó  provionalmente  como un anexo a la Escuela de Submarinos y podemos decir que  la inmensa mayoría de los operadores citados en este blog pasaron por esta Escuela para realizar cursos de diversa índole; de ascenso, de especialización, reglamentarios, etc.

La historia de la Escuela de radiotelegrafía se remonta a las primeras décadas del siglo XX, cuando la TSH se hace comun a bordo de los buques. Su reglamento de regimen interno se publica en Febrero de  1924 (DO número 29).

Uno de sus primeros directores, concretamente en 1917, fué Mateo Garcia de los Reyes.

La Escuela tuvo períodos en los que la programación de cursos era intensa debido al alto numero de estudiantes procedentes de todos los departamentos marítimos. A principios de los 40 las funciones de la Escuela son transladadas al Crucero Navarra.

Paralelamente, diversos buques (por ejemplo el “Carlos V”) servían de secciones para hacer las practicas profesionales y tenían sus Escuelas de Transmisiones y Electricidad para formar al personal de marinería.

José F. Enríquez Romay

La dedicación de Enríquez Romay a la Armada debió comenzar al final de la década de los 20 ya que en 1931 era CABO RADIO destinado en el Estado Mayor de la Escuadra.

En 1933 era Maestre radiotelegrafista  y asistía a los cursos de 6 meses en Cartagena para promocionar en el escalafón.

Ya como Auxiliar Segundo, José F. Enríquez Romay estuvo embarcado en el Buque Galatea a partir de 1936 (nombramiento de 28 de Diciembre de 1935) dejando el Contramaestre Casado.

En 1939 era Auxiliar primero destinado en Ferrol.

En 1944 desempeñó su cargo en el Destructor Churruca y en Estado Mayor de la Armada con el grado de Radiotelegrafista Mayor.

A finales de los cuarenta, y siendo Alférez de Navío, se encontraba destinado en la Escuela Naval Militar como Ayudante profesor.

En la década posterior era ascendido a Teniente de Navio y era nombrado Ayudante Militar de la Marina en O Grove, cargo que ocuparía durante muchos años.

Fallece en 1964 con el grado de Capitan de Corbeta (r).