Aviso a los navegantes

Emblem_of_the_Spanish_Hidrographic_Institute_of_the_Navy.svgEn 1925 y 1928 la Direccion General de Navegacion dictaba una serie de reglas para transmitir “Avisos urgentes a los navegantes” que pretendian advertir a los buques de inminentes peligros a la navegacion (boyas sueltas, minas, averias en los faros, etc.).

El Observatorio de Marina de San Fernando transmitía las noticias a la Estación Radiotelegrafica de San Carlos que a su vez las retransmitía a las estaciones de los departamentos interesados para radiarlas de nuevo segun la siguiente instrucciones:

  • El mensaje ira precedido por la señal de peligro —(TTT) repetida cinco veces a toda potencia en el intervalo de un minuto.
  • Un minuto mas tarde la palabra AVURNAVE precede el texto del mensaje.
  • A continuacion se dan las posiciones geograficas de latitud y longitud en Greenwich.

Como es logico pensar, los radiotelegrafistas durante sus guardias tendrian que estar atentos a la transmision de estos avisos.

Anuncios

Receptor Marconi R-34

eugenionocentinela1958marellimarconigh34

Es muy posible que este receptor marino, fabricado por Marconi Española en los 50, fuese instalado en la cabina de radio del Galatea en algun momento.

El modelo en cuestión cubría las bandas de 15 a 3000 metros y llevaba 10 válvulas (KTW61, 6LT, X61M, Tw61, 6J7,6Q7,DH63, KT63).

El R-34 formaba parte de otro equipo muy comun: el transmisor-receptor de ondas cortas y medias TRN-50.

En la foto superior de la derecha se puede ver a un radiotelegrafista de la Armada sintonizando este aparato en el buque Centinela (1958).

La foto de la parte inferior es cortesía del Museo de la radio de Menorca donde tienen en exposicion un Marconi R-34.

 

Claudio Correa Suárez

En 1944 asciende a Cabo primero y lo encontramos embarcado en el Galatea en 1948 y 1951 como radiotelegrafista segundo e instructor respectivamente.

Otros destinos fueron: La Estacion Lineal (1944) y el destructor “Velasco” como radiotelegrafista segundo (1952). Destinado a la fragata rapida “Alava” (1962) como radiotelegrafista primero.

En 1954 es trasladado a EE.UU. para cursos de instrucción.

En 1969 Claudio Correa es ascendido a Radiotelegrafista Mayor con casi tres décadas de servicio en la Armada.

Muy vinculado a Ferrol donde reside al retirarse en 1977 como Alférez de Navio.

Llave de morse y auriculares

eh333-1.jpgDel mismo modo que el trabajador actual consume su jornada laboral delante de una pantalla y un teclado, los radiotelegrafistas de antaño pasaban horas con sus auriculares puestos delante de equipos de radio que en la época del Galatea iban a valvulas.

Para los aficionados a estos temas, las llaves de morse son siempre un elemento de gran atractivo estético, mecánico e incluso sensorial. Muchos radiotelegrafistas tienen su llave favorita aunque como es obvio, los operadores de la Armada tenían que utilizar un modelo estandar que ajustaban convenientemente a su gusto.

A mediados de la década de 20, cuando se monta la primera estacion telegráfica,  uno de los modelos mas suministrado a los buques era el Telefunken HT 39. De este modelo se puede encontrar información y fotos en línea.

Los cascos, auriculares o “telefonos de cabeza dobles” como se llamaban en la época,  eran habitualmente el modelo Telefunken EH-77c de 2000 ohm o 4000 ohm, muy parecidos a clásicos Telefunken EH-333.

Tres dias sin antena

Durante los primeros días de Enero de 1954, nuestro velero Galatea seguía capeando un temporal muy duro que se había iniciado en la nochebuena de 1953. Tocaba cruzar el oceano Atlántico de vuelta a la base de FERROL, después de una visita a NUEVA YORK, donde las temperaturas extremadamente bajas transformaron al Galatea en una “camara frigorífica”.

Se llevaban 10 días de singladura cuando, a la altura de las Azores, la dureza de la tempestad arrancó las antenas de radio dejando al buque incomunicado por tres días. Este hecho llevó al comandante D. Manuel González y Ramos-Izquierdo a pedir voluntarios para subir a la galleta, pues ninguno de los cuatro radiotelegrafistas tenía la experiencia necesaria para subir a la jarcia. Uno de esos voluntarios fué  el joven Pedro Delgado Guerra quien in extremis consiguió  reparar las antenas y de esta manera las comunicaciones por radio fueron restauradas y la situación del buque pudo ser comunicada al Almirantazgo.

El 15 de Enero, el Galatea arribaba a Ferrol donde permaneció hasta el 15 de marzo, fecha del comienzo del siguiente crucero de instrucción.

 

SOS Galatea

En 1955, el panadero del Galatea tuvo que ser evacuado por la US Navy después de sufrir un ataque de apendicitis y ser operado por el personal médico del Galatea en pleno temporal.

El suceso lo cuenta Francisco Granados en su libro “Nostalgias del Galatea” (Ediciones Algarve, 2000). En el relato se narra la peripecia del Galatea en su ultima etapa a PUERTO RICO. Después de sufrir varios días de terrible temporal, un nuevo contratiempo complicó la travesía cuando el panadero tuvo que ser operado en alta mar por el Capitan Médico.

VIA RADIO los operadores de radio transmitieron un SOS que fué recibido por US Navy y la evacuación se realizó con éxito en una lancha rápida.

 

Radar Decca Marconi Tipo 12

Recuerdos  personales de ex-marineros del Galatea constantan la existencia (con anecdotas incluidas) del radar Decca 12 instalado a bordo del Galatea en 1953. Algunas de estas anecdotas se pueden leer en el blog dedicado al buque.radardecca12logo

El Decca 12 fue uno de los primeros radares marinos fabricados en Inglaterra e escala comercial suficiente para responder a la creciente demanda. En Espana era fabricado por la filial Marconi Española como modelo 12.

La característica antena del radar situada en la cofa del trinquete  se conoce familiarmente como “antena de queso” y daba 24 exploraciones completas por minuto trabajando en 10GHz (X-Band). Las unidades de RF, receptor y fuente de alimentación iban en el sollado de popa.

Este radar era un modelo que mejoraba el Decca Tipo 159 pues incorporaba un CRT de 12 pulgadas y un Deccaplot. En 1950 Decca se introducía  de pleno en el mercado de radares marinos con una unidad muy competiva a nivel comercial (1.500 libras esterlinas en dinero de la  época).

Gracias al personal del Museo Glenlee de Glasgow conocemos que el Radar Decca 12 fué instalado en 1953 y formaba parte de los equipos de ayuda a la navegación alojados en la Caseta de Derrota. Uno de nuestros colaboradores corrobora la informacion:

En el mes de marzo de 1953 fue instalado un equipo radar Decca tipo 12 , estando colocada la unidad de radiofreecuencia en la cofa del palo trinquete; la unidad amplificadora en la bajada al sollado (dormitorio de marinería) de popa; la unidad de presentación visual en la Derrota (el cuarto de derrota estaba en la cubierta principal y en él están todos los instrumentos de navegación, relojes, cartas náuticas, etc.) y la unidad de alimentación en el sollado de popa. En 1959 se le instaló al equipo un sistema de estabilización situado en el compartimento de la Giroscópica, que conecta éste con el radar. En 1960 se desmontan todos los equipos y son entregados en la JEER.

La foto del   Radar Marconi Modelo 12   es cortesía de la Biblioteca ETS Ingenieros de Telecomunicacion (UPM).